Artículos

Escrito por ACOFOP Categoría: Noticias
Publicado el 23 Septiembre 2015 Visto: 1246
Imprimir

Fuente: http://revistaviatori.com/turismo-comunitario/carmelita-una-comunidad-al-servicio-de-la-naturaleza/

22 de Septiembre de 2015

Concesión forestal comunitaria, turismo comunitario, fabricación de muebles con maderas finas, exportación de xate y cuidado integral del bosque petenero. Eso es, en resumen, lo que los habitantes de la aldea Carmelita, en San Andrés Petén han logrado durante 100 años de ocupación dentro del área protegidaMirador – Río Azul.

Con un tremendo interés por mantener la pureza del bosque, los pobladores de esta comunidad, de unas 300 personas aproximadamente, crearon la Cooperativa Carmelita, R.L. y es a través de este conglomerado que han conseguido llevar desarrollo sostenible, sin abusar mucho de los recursos naturales.

 

Con los ingresos que obtienen de todas estas actividades han logrado construir su propio hotel ecológico, instalar un centro médico privado y becar a algunos de sus jovenes para que se preparen y puedan generar mayor desarrollo a la comunidad.

 

“Es importante que todos tengamos beneficio, ya que todas las personas que vivimos en esta comunidad aportamos algo para el desarrollo comunitario”, dice Juan Pérez, miembro de la cooperativa y guía turístico.

El manejo turístico del Parque Nacional Mirador – Río Azul es un muestra de lo que estas personas han logrado crear en la zona.

 

Servicio 5 estrellas

Toda aquella persona que desee explorar la zona arqueológica de El Mirador, puede hacerlo al contactarse con el touroperador de Carmelita. Al contratar el paquete, ya sea el de 5 o 7 días, tendrás derecho a toda la gama de servicios que tienen a disposición.

 

Los semovientes (mulas de carga), cocineras, comida, casas de campaña y bolsas de dormir, guía turístico y los ingresos a los sitios arqueológicos están incluídos en el precio. Todo lo anterior es un aporte que toda la comunidad realiza rotativamente.

 

Para un grupo de unas 5 personas se utilizan unos 3 semovientes. Cada una de las bestias tiene un dueño diferente, y aunque no son parte de la comitiva, obtienen ingresos al prestarlos para la travesía.

 

El caso de las cocineras es similar ya que cada una de ellas se intercalan para que todas participen y generen ingresos para sus hogares, al igual que los guías turísticos.

 

“Incluso, si existe una persona mayor, que ya no puede realizar el viaje y tiene un juego de sábanas, las presta si es necesario y ahí genera ingresos. Todos somos parte del desarrollo”, dice Juan.

 

Otras fuentes de ingreso como la tala de madera, de forma controlada, así como la cosecha de la hoja de xate, son otras formas en que los miembros de la comunidad, incluso los menores, se benefician.

 

Si deseas apoyar la causa de estas personas, a la vez que realizas un paseo único en la vida, visita si sitio web o bien comunicate al número 7867-5629.